Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las avispas asesinas matan a 28 personas en China

avispas asesinas, avispatelecinco.es

Las avispas asesinas han acabado con la vida de 28 personas en China, en los últimos tres meses. Los ataques, unos 300, han tenido lugar en las zonas rurales del país, entre los campesinos que trabajan al aire libre en los campos de arroz, según ha publicado The Mirror. El insecto puede inocular un veneno que provoca shock anafiláctico e insuficiencia renal.

La última tragedia fue la muerte de una madre y su hijo, que fueron atacados por un enjambre. Un hombre que intentó ayudarlos sufrió numerosas picaduras en la cabeza y las piernas, que le provocaron una insuficiecia renal.
Los más afectados son los habitantes de las zonas rurales que trabajan al aire libre. Un hombre de 68 murió después de que el viento soplara y sacudiera un nido de avispas. Éstas se enfurecieron y lo atacaron.
Otra mujer, que sobrevivió a un ataque masivo de estas avispas gigantes, cuenta que sufrió 200 picaduras en tres minutos. Tuvo que permanecer en el hospital un mes.
Solo en la ciudad de Ankang más de 230 personas fueron atacadas y 18 murieron a consecuencia de las picaduras, en los últimos tres meses.
Los hospitales de Ankang, Hanzhong y Shangluo, las ciudades más afectadas, han establecido un grupo especializado en el tratamiento de las picaduras de avispas.
Los expertos culpan de los ataques a la avispa gigante asiática, que crece hasta los 5 cm de largo con un aguijón de 6mm.
Los ataques de avispa son una preocupación cada año, pero en este se han recrudecido porque el clima ha sido más cálido, y ha favorecido el desarrollo de sus larvas.
En un solo nido de avispas pueden vivir cientos o incluso miles de ellas. En Ankang los bomberos destruyeron más de 300 nidos de avispas en las áreas residenciales más concurridas.