Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un exempleado de una iglesia por tener 350.000 fotos de pornografía infantil

Detenido un exempleado de una iglesia por tener 350.000 imágenes de pornografía infantilCitrus County Sheriff's Office

Chad Robison, de 36 años y oriundo de Hernando, en el Condado de Citrus, Florida, EEUU, ha sido detenido por varios delitos sexuales entre los que se incluye la posesión de más de 350.000 imágenes de pornografía infantil. El hombre, que era exdirector de música en una iglesia de la localidad, fue descubierto por el personal del lugar, que inmediatamente lo despidieron y denunciaron a las autoridades.

El caso ha dejado en shock a los habitantes de la localidad, pero la oleada de indignación que ha desatado va mucho más allá del Condado de Citrus, en Florida, EEUU, donde se contextualizan los hechos.
Aquí, la policía local ha detenido a Chad Robison, exdirector de música de la iglesia Seven Rivers Presbyterian, por diversos delitos sexuales entre los que se encuentran la posesión de más de 350.000 imágenes de pornografía infantil.
Tal y como indica el comunicado emitido por las autoridades, en la iglesia trabajó entre 2011 y 2017, la investigación que ha culminado con su detención tuvo su inicio en mayo después de que unos compañeros, que querían gastarle una broma, descubriesen que tenía contenidos pedófilos en su portátil.
Inmediatamente, detallan las autoridades, el personal de la iglesia contactó con la Unidad de Crímenes del Condado de Citrus e informaron de lo que acaban de descubrir al tiempo en que procedieron a despedir a Robison, de 36 años, como empleado en el lugar.
Concretamente, con el equipo tecnológico que emplearon para tratar este tipo de delitos, descubrieron que el portátil de Robison contenía más de 3.000 vídeos y 350.000 fotografías. “Cientos de ellos mostraban a chicas jóvenes llevando a cabo actos sexuales virtuales con el detenido”. Además, detalla el comunicado policial, “Robison también grabó sin que lo supiesen a las chicas que visitaron su casa mientras usaban el baño” del domicilio.
Más allá, los agentes descubrieron durante la investigación que las víctimas no eran únicamente del estado de Florida, sino también de otras zonas como Canadá y Nueva York, y además, “tenía vídeos que iban varios años atrás y otros de apenas hace dos meses”.