Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un atracador con una pistola intenta robar en una farmacia y nadie le hace caso

Faltaban 10 minutos para el cierre de una farmacia de Sevilla cuando entró un hombre con sombrero, gafas y abrigo. Fue directo al mostrador y tras rebuscar en su chaquetón sacó una pistola. Apunta directo a la cabeza del farmacéutico insistiendo para que le diese la caja. El boticario se niega a darle la recaudación y el ladrón no sale de su asombro, se siente ridículo, no sabe qué hacer porque nadie le hace caso. El robo -por suerte- se quedó  en un intento, porque el atracador tuvo que dar media vuelta y largarse sin botín y sin honor.