Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los nuevos Premios Príncipes de Asturias

Premios Príncipe de Asturias 2013FUNDACIÓN PRÍNCIPE DE ASTURIAS

La edición de este año de los Príncipes de Asturias crea una especial expectación. Son los primeros premios desde la coronación de Felipe VI. Aunque no está previsto que acuda la actual Princesa de Asturias, doña Leonor, veremos algunos cambios en la ceremonia de entrega de los galardones. Analizamos con un experto los cambios en un protocolo “estricto” convertido en “disciplina de comunicación”.

Con o sin Princesa de Asturias, en el Teatro Campoamor de Oviedo se esperan algunos cambios. No obstante, la mesa presidencial seguirá siendo cómo siempre con los reyes al centro y el presidente del Principado, Javier Fernández, y el presidente de la Fundación, Matías Rodríguez Inciarte, a los lados. A la derecha estarán los galardonados, con un protagonismo especialmente relevante, por el sitio que ocupará, para Quino, el creador de Mafalda. A la izquierda veremos a las autoridades civiles.
La Princesa de Asturias, doña Leonor, será representada por sus padres. “Seguro que Felipe VI hace una mención a su hija”, que este año no asistirá porque “es demasiado pequeña, tiene solo ocho años, y no tendría sentido”, señala Gerardo Correas, presidente de la Escuela Internacional de Protocolo y director del Área de Protocolo en la Universidad Europea.
Los grandes cambios llegarán cuando doña Leonor presida los premios, previsiblemente el próximo año, según el experto protocolo. Entonces los Premios pasarán a llamarse Princesa de Asturias. Como aún la Princesa será muy pequeña “estará muy acompañada por sus padres”, como ya ocurriera en las primeras ediciones, cuando los reyes, don Juan Carlos y doña Sofía, estaban sentados junto a su hijo Felipe. El entonces príncipe dio su primer discurso público en 1981 con 13 años en el Teatro Campoamor.
Cuando la Princesa sea algo más mayor dejaremos de ver a Felipe VI en la ceremonia de entrega de los galardones “con el objetivo de no quitar protagonismo a su hija”. En ese momento, la reina Letizia ocupará, junto a su otra hija, la infanta Sofía, el palco en el que todo este tiempo hemos visto a la reina Sofía.
Felipe VI durante su intervención en la Cumbre del Clima en la Asamblea General de la ONU
De momento, este año se esperan guiños de los nuevos reyes a los nuevos tiempos. Habrá que estar atentos a la corbata que luzca el rey. Correas señala que Felipe VI ya lució una corbata verde durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, “un color muy característico de los Borbones”.
Aunque el protocolo de los Príncipes de Asturias está “muy diseñado” y es “muy estratégico: quieren transmitir al planeta que la Casa Real apuesta por valores como la concordia, la paz, la cooperación internacional, las humanidades y el deporte”, la Casa Real va introduciendo cambios, unas modificaciones que son “reflejo” del discurso de entronización de Felipe VI, según el profesor Correas.
Un ejemplo de ello es que ahora es el rey quien espera en las audiencias en el Palacio de la Zarzuela, como cualquiera hace cuando llegan invitados a su casa, señala Correas. Antes, los invitados esperaban la llegada de don Juan Carlos.
En definitiva, los nuevos reyes hacen del protocolo una “disciplina comunicativa” con el objetivo de “adaptarse a la realidad social y a los nuevos tiempos” –comenta Correas-, algo que se verá reflejado este año en la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias aunque no asista la heredera de la Corona.