Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un perro drogado con cocaína mata a su dueño a bocados

DL_a00907271Gtres

El dueño del animal, quien participaba en la grabación de un documental sobre drogas,  había consumido gran cantidad de cocaína esa misma noche, lo que le provocó un ataque epiléptico. Según el forense del caso, este ataque, unido a que el perro había ingerido también gran cantidad de cocaína,  explicaría la actuación del animal.

En medio de la grabación de un documental sobre drogas, Mario Perivoitos, fue atacado mortalmente por su propio pero, un ejemplar de Staffordshire Bull Terrier, después de que ambos hubieran consumido gran cantidad de estupefacientes, según informa The Independent.
Los sucesos han sucedido al sur de Londres, donde la víctima fue ingresada con graves heridas en el rostro y cuello, una severa hemorragia y la laringe aplastada, que le provocaron la muerte poco después.
Según ha explicado el forense del caso, Andrew Walker, Perivoitos sufrió un ataque epiléptico, provocado por las drogas que había consumido anteriormente, lo que motivó la actuación violenta del animal.
Después del mortal accidente, Nicholas Carmichael, experto en toxicología animal, practicó al perro una prueba cuyo resultado explicó aún más el suceso. El Bull Terrier había ingerido gran cantidad de cocaína y morfina, una cantidad equivalente a la tasa permitida para un conductor multiplicado por ocho.