Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémica entre vecinos y el párroco de un pueblo de Málaga

La pronunciación del párroco rumano de un pueblo de Málaga, Cajiz, crea dificultades a algunas personas mayores para entenderlo. Por eso, a la hora de la misa, en la iglesia hay un silencio…para poder entenderlo. El cura dice que está algo triste por esta situación pero desde el obispado le restan importancia. El templo seguirá abierto, según asegura el portavoz del obispado, y se van a regularizar los cultos, más aún ahora que se acerca Semana Santa.