Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo hacer la reclamación de un vuelo

Cancelación, retraso y overbooking. Tres palabras que pueden desbaratar unas vacaciones. Ante ellas, aparece un verbo: reclamar. Según Virginia Liz, de reclamador.es, “sólo el 5% de los pasajeros conocen sus derechos ante las incidencias y saben qué pueden reclamar”. Es un derecho de los pasajeros, recogido en el Reglamento Europeo. Indica que, por ejemplo, si el vuelo se retrasa más de 2 horas, la compañía debería pagarle las dietas. Si sobrepasa las 3 horas o se cancela el vuelo, se puede, exigir indemnizaciones. Ante un retraso, los pasajeros tienen derecho a información desde el primer momento, derecho de asistencia y manutención a partir de las 2 horas de demora y compensaciones económicas si el vuelo se retrasa más de 3 horas (180 minutos). En cuanto a estas indemnizaciones, se cuantifican en los siguientes importes: 250 euros para vuelos de corta distancia (vuelos inferiores a 1.500 km); 400 euros para media (vuelos entre 1.500 y 3.500 km); y 600 euros para todos los vuelos de larga distancia (superiores a 3.500 km). Cerca de millón y medio de pasajeros en España tendrían, al año y con esos supuestos, derecho a reclamar, pero no lo hacen.