Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"He recuperado el deseo, el orgasmo, soy como un adolescente"

Hace poco más de un mes que Paco ha rejuvenecido 20 años en su vida sexual.  Llevaba años con disfunción eréctil. “Imagino que por la edad, o no se por qué, tenía problemas en mis relaciones sexuales. Me comí la cabeza y eso lo empeoró. “  Pero se documentó.  En estados Unidos se estaba utilizando el plasma rico en factores de crecimiento para tratar la conocida como impotencia masculina. Más de 60.000 casos con realizados con éxito, y considerada como la técnica no quirúrgica de elección para solucionar este problema. Y consultó a un especialista

Acudió a la consulta del  doctor Alessandro Oliverio, ciujano plástico, especialista en cirugía genital,  del Hospital La Luz de Madrid, pionero en practicar este procedimiento en España. Una experiencia que forma parte de un estudio con reconocidos urólogos y andrólogos de Chicago, Miami y Roma, grandes especialistas en la aplicación de factores de crecimiento celular para disfunción eréctil, que afecta a más de 2 millones de hombres en España, aunque solo un 16 por ciento acude a un médico para intentar solucionarla.

El procedimiento se inicia con una extracción de sangre del varón que tiene el problema. Se centrifuga para   los glóbulos rojos del plasma, donde se encuentran los factores de crecimiento. El material que se utiliza es un kit especialmente desarrollado para el procedimiento aplicado a la disfunción eréctil, que evita cualquier posibilidad de contaminación que altere la pureza requerida para el éxito del tratamiento. “Obtenemos una concentración de estos factores de crecimiento seis veces superior a la que se requiere en la utilización en traumatología, medicina deportiva o estética, en implantología”, asegura el doctor Oliverio.

Este plasma rico en células capaces de regenerar tejido se infiltra de manera indolora en el pene. “Crean nuevo tejido, regeneran cuerpo cavernoso y permite mayor afluencia de sangre al interior del pene”, explica el cirujano. Y eso tiene un resultado casi inmediato en el hombre. Sin efectos secundarios, como se ha comprobado hasta ahora en los casos realizados. Más de 20 en este hospital, el único que realiza este procedimiento en España.

“A los 10 días de la infiltración –reconoce Paco- noté alargamiento y engrosamiento del pene, además de recuperar deseo. Tengo eyaculación, orgasmo, y he retrocedido 20 años en el tiempo”. A los 51 años Paco, dice sentirse como un adolescente “Tengo incluso erecciones espontáneas. He recuperado mis relaciones y mi autoestima”.