Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sanfermines no se libran del destape

No hace falta venirse tan arriba en San Fermín pero siempre hay quienes acaban a hombros y subiéndose la camiseta. Son, sobretodo, chicas extranjeras las que cada año, antes de que suene el chupinazo, deciden enseñar sus pechos. Todo lo que ocurre en la plaza del Ayuntamiento se ve desde el centro de control. Veinticuatro cámaras de alta definición capturan cada escena en la que se pueda colar el riesgo de abusos o tocamientos porque alrededor de una chica siempre hay varios chicos con las manos extendidas. El año pasado las denuncias se multiplicaron por cuatro. Este año vuelven a dejar claro que no es no.