Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una sentencia obliga a un niño a vivir con unos abuelos que apenas conoce

Le apoyan sus amigos y vecinos. En Sueros, León, no quieren que Julio de 10 años y que vive con su tía paterna, se vaya. Una sentencia le obliga a vivir con sus abuelos maternos. Su madre mató a su padre en 2009 con ayuda de dos amigos. Dicen que quería recuperar la custodia de su hijo. Un ataque de ansiedad del pequeño impidió que ayer se ejecutara la sentencia. El juez dice que su tía no ha ayudado a facilitar la relación del niño con sus abuelos. La opinión de Julio no cuenta aún por el juez