Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Plantada por su novio antes de la boda lo deja todo y se va a dar la vuelta al mundo

turista británica, Katy Colinstelecinco.es

Una británica, de Liverpool, con el corazón roto después de un plantón amoroso, decidió darle un vuelco radical a su vida. Katy Colins, de 30 años, dejó su trabajo, vendió su casa y compró un billete de solo ida al sureste asiático. Así comenzó todo y después de una gira por Tailandia, India y Nepal ha publicado un libro.

Katy Colins trabajaba como relaciones públicas en el aeropuerto de Manchester cuando poco antes de llegar al altar con su novio de tantos años llegó la ruptura.
El dolor, la confusión y la desilusión la atenazaron, pero antes de que se apoderaran de ella, la mujer decidió que la única manera de salvarse era dejarse el pasado a sus espaldas.
La historia de Katy Colins la cuenta ella misma en su blog notwedordead en el que habla de esta búsqueda de sí misma que la ha llevado a volver a disfrutar de la vida en lugares tan lejanos como Tailandia, India y Nepal.
Vendió todo: casa, coche y dejó su trabajo, y se fue al sureste asiático con aquello "que podía meter en una mochila". 
Esta decisión se ha revelado vencedora y su experiencia se ha convertido en fuente de inspiración para mucha gente que siguen su entradas.
"Al inicio todos pensaban que estaba loca, contó la mujer al Daily Mail, pero me parecía la cosa más adecuada. Necesitaba alejarme de todo y de todos lo que conocía para encontrarme conmigo misma".
He recibido muchos mensajes de solidaridad y he reconfortado a tantos hombres y mujeres que han vivido una experiencia como la mía. El fin de un amor no se enfrenta solo con lágrimas, botes de helado y canciones tristes. Es posible utilizar una experiencia como esa para construir algo más grande y mejor·".
De esta manera, Katy Colins ha comenzado a escribir un par de capítulos para cumplir su sueño de hacer una novela: Viajaba, veía cosas que no había imaginado ver, como el Taj Mahal, el Himalaya, pero no dejaba de pensar cómo se había desvanecido mi vida conyugal. A un cierto punto me convencí de que la vida me estaba dando una segunda oportunidad".
Cuanod Katy Colins regresó de Asia, se fue a un pueblo pequeño del norte de Francia, donde trabaja como profesora de inglés. Fue contactada por un editor el día en que debía ser el tercer aniversario de casada, para inaugurar una nueva colección de viaje: Lonely Heart Travel Club (El club de viaje de Corazones solitarios).
Con su vestido de novia comprado y nunca estrenado, Katy Colins piensa que cuando su ex la dejó ante el altar es lo mejor que le ha pasado en la vida.
"Su decisión, aunque devastadora en aquel momento, era el despertador que necesitaba. Tenía un buen trabajo, una casa bonita y una vida cómoda, pero me faltaba la aventura.
"He escalado un volcán activo en Chile, he dormido en la jungla tailandese e sobrevolado el Everest."