Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tronista se derrumba horas después de la polémica vivida en plató

La cita más dura ha sido la que ha tenido con Emilio , sin duda, para la tronista, y ella ya lo sabía de antemano, . El único de los pretendientes que sigue en el programa, y que estuvo en la cena de la discordia, no ha podido esconder su sentimiento de culpabilidad ante lo ocurrido. A pesar de que no participó activamente en la conversación que tuvo lugar en esa cena, el periodista ha dejado claro que asume su parte de culpa por no haber parado, a tiempo, la batería de insultos y descalificaciones que los ex pretendientes dedicaron a la tronista. "Es el peor día desde que entré en el programa", ha confesado Emilio.
Debido a la presión acumulada, y a la inusitada entereza con la que la tronista afrontó la polémica por la mañana, Maite no ha podido evitar derrumbarse esa misma tarde. Sin embargo, la tronista ha intentado tranquilizar al pretendiente: "Te agradezco las disculpas, pero no voy a tener en cuenta lo que pasó porque veo que realmente estás arrepentido". Una vez terminada la cita, Emilio ha señalado lo afectada que había visto a Maite, y ha reconocido, a pesar de que la tronista ha aceptado sus disculpas, que se ha quedado muy mal después de lo sucedido.
El pretendiente ha afrontado la cita, después de la polémica, con ganas de aclarar la situación ocurrida en el plató. Maite ha confesado que no le han molestado los insultos en sí, sino la intención que han tenido los ex pretendientes de hacer daño gratuitamente. Por tanto, Iván ha querido saber qué piensa Maite de él una vez terminado todo. "Tengo que reconocer que desconfío de ti, aunque últimamente me estás dando motivos para dejar de hacerlo", ha aclarado la tronista.
Iván, su por parte, ha declarado sentirse cansado de que siga desconfiando de él, pero ha reconocido que no puede hacer más de lo que hace. Además, ha dicho no importarle no estar entre los favoritos. Una vez terminada la cita, Maite ha hecho una confesión: "Cuando dije cuáles eran mis favoritos, todavía no había descubierto lo que me gustaba de Iván. Ahora, sí".
David no ha querido enfocar la cita con Maite al tema de los insultos, ya que, según ha dicho, no quería agobiarla. Sin embargo, no ha podido evitar que el tema saliera en la conversación, ya que todo estaba muy reciente. El pretendiente ha aclarado que se ha situado tan al margen de la situación porque no ha ido al programa por ellos, sino para conquistarle a ella. "Me da igual lo que hagan los demás", ha añadido el toledano. Maite, por fin, ha reconocido lo inevitable: "No puedo estar mal por alguien que no merece la pena".
David sigue estando muy arriba en el ranking de Maite . Según ha aclarado la tronista, le gusta mucho lo poco que se altera y que nunca pierda las formas. Además, el pretendiente le transmite sinceridad y sencillez. Con respecto a las acusaciones que Tamara hizo al pretendiente diciendo que se iba a casar, David ha seguido desmintiéndolo. Además, su madre ha entrado por teléfono y ha despejado todas las dudas que podían quedarle a la tronista.