Antonio, de rico a pobre por culpa de la crisis