La defensa del ladrón del Códice Calixtino ha solicitado la nulidad de la declaración