Los almonteños saltan la reja de madrugada para pasear a la Virgen del Rocío