Récord histórico de 54,4ºC en el Valle de la Muerte, la temperatura más alta jamás registrada