Gianmarco le hace la cobra a Adara en un reencuentro tenso y lleno de frialdad: “No quiero forzar nada”