La columna de dióxido de azufre del volcán de la Palma ya llega a África