La emoción de un niño de 4 años al ponerle un brazo biónico