El empleo sumergido supone casi el 8 por ciento del PIB, según técnicos de Hacienda