Se niegan a enterrar a su hijo muerto porque esperan que resucite