Sánchez, el moderado monárquico ante Piqueras: ni bolchevique, ni bolivariano ni rompiendo España