Operada en EEUU gracias a miles de tapones