El naturópata que dice curar el autismo con lejía y agua, acorralado por la Generalitat