Recrean en una cuenta de Instagram el calvario de una niña judía gaseada en Auschwitz