Los médicos alertan que beber agua de mar es perjudicial para nuestra salud