La peligrosa moda de las 'piernas separadas' se extiende por la Red