Tomás Gimeno llevaba en la barca un cinturón de plomos que ha desaparecido y buscarán en el mar con el ancla