Evitan un robo... ¡con espadas!