La entrada de Isaac en la hoguera desquicia a Jesús: "¡Qué estás haciendo!"