Adara aconseja y consuela a Jesús, de bajón porque echa de menos a su exnovia