Los supervivientes de las dos islas se unifican en Playa Uva