Las futbolistas del Atlético de Madrid no pudieron contener las lágrimas tras la derrota en la final de la Copa de la Reina