José Espada, dispuesto a matar a María para salvar a su hijo