Raimundo, padre de Lucía, obligado a dimitir de la comunidad evangélica que lidera