Samuel podría morir, pero Joao no le permite a Lucía llevarlo al hospital