El inspector Sánchez cae en la trampa de Joao y no logra interceptar su droga