Aneth: “Cantora no es un sitio de peregrinación que haya que ir y besarlo”