Los vecinos de El Palo pierden la esperanza: “Nos miramos cabizbajos, han pasado muchos días”