José Bono o cómo hacer llorar de risa con cálculo matemático: “Eres un genio”