Juan Cortés Amaya, el niño pintor de Badalona que cotiza al alza: sus cuadros cuestan hasta 20 000 euros