Ópera para todos en su primer día mundial