Primer golpe a Plácido Domingo tras su confesión: el Teatro Nacional de la Zarzuela le dice no