Villanueva de los Infantes vuelve a cocinar el pisto más grande del mundo