Buscan a un oso polar con un código pintado en su costado