Los ayuntamientos, en alerta por su financiación, piden "solución urgente" tras la sentencia de la plusvalía