El cierre de Alcoa esconde el drama de 686 trabajadores