El coronavirus hunde al turismo: hasta un 40% de caídas en hoteles y vuelos