El taxi mantiene paralizadas Madrid y Barcelona tras cuatro jornadas de huelga