Los pescadores amenazan con la huelga indefinida